Twitter

martes, 1 de junio de 2010

Sobre el nombramiento de Bruno Stagno

Este tema es un ejemplo palpable de cómo a veces el desconocimiento puede generar opiniones equivocadas. Voy a tratar de poner algo de perspectiva en un tema que es delicado, sobre todo porque toca a una persona intachable y de una trayectoria impecable.

Bruno Stagno no se "autonombró", como han sugerido -e incluso afirmado con perversa seguridad- algunos. No pudo hacerlo. A los embajadores los nombra por ley el Consejo de Gobierno. Y el Consejo de Gobierno, sin la presencia de Bruno, valga la pena mencionar, ratificó por unanimidad su nombramiento. ¿Cómo no hacerlo si el exCanciller es un diplomático avezado y reconocido internacionalmente por su capacidad e integridad?

Estoy seguro que la mayoría de quienes tan ligeramente han acusado a Bruno de carencias éticas ignoran esto. Habrá otros que no tengan el beneficio de la ignorancia, sino que actúan malintencionadamente y se cobran deudas de esta forma tan rastrera. Pero lo cierto es que no hay abuso de poder ni nada por el estilo. Quienes conocemos a Bruno Stagno sabemos que es una persona intachable, íntegra y honesta.

¿Cuál es la falta? Una verdaderamente menor. Se acusa a Bruno de haber firmado la carta donde se solicita al Consejo de Gobierno cesar a Jorge Urbina como embajador ante la ONU, nombrarlo ante los organismos internacionales con sede en Holanda, y nombrarlo a él mismo como embajador ante la ONU. Esto último es una omisión de parte de Bruno porque habría sido mejor que la carta en cuestión firmara el Vicecanciller, pero no constituye ni por asomo una transgresión ética, pues la solicitud por sí sola no constituye el nombramiento, potestad reservada, como lo indiqué antes, al Consejo de Gobierno. Además se dice que él formalizó el trámite para concretar el acuerdo del Consejo de Gobierno. Igual, esto pudo haber sido firmado por el Vicecanciller. Pero no hay en esto más que descuido administrativo, nunca la intención de abusar de su puesto. Repito, el nombramiento fue hecho por el Consejo de Gobierno, no por el exCanciller.

No puede haber conflicto de intereses cuando las acciones que se señalan como causantes de la transgresión no son las que originan el "beneficio" para el acusado. Y aquí quien en definitiva realizó el nombramiento fue el Consejo de Gobierno.

Como nota adicional me parece muy desafortunadas las declaraciones del procurador de la ética en el periódico La Nación del día de hoy al adelantar criterio sobre un caso que no ha sido puesto a su consideración. Uno esperaría más mesura de quienes resguardan el cumplimiento de la ley.

Ojalá que por ignorancia, demagogia y maledicencia no privemos al país de un representante en el exterior del calibre de Bruno Stagno.

13 comentarios:

María dijo...

Wow, gracias por la información! Por qué no se ha hecho la aclaración, tan necesaria, en los medios??? Sinceramente, me extrañó que alguien que cumplió su papel tan bien en la administración anterior se hubiera paseado en su buen nombre al final....sería muy importante informar al público sobre semejante error!!!

IRM dijo...

Muy buena explicación pero me quedan muchas lagunas mentales y legales:

¿Por qué se hace la recomendación y aprobación en el último Consejo de Gobierno de la anterior administración y no la actual? Según los medios el nombramiento se dio el 5 de mayo.

¿Por qué si es una acción transparente y sólo acusa de una omisión administrativa se hace una recomendación con un movimiento de personal tan raro donde al entonces embajador ante la ONU se le traslada a una embajada "ficticia" (según la información publicada) para ubicar al entonces canciller como futuro embajador ante la ONU?

Es cierto que la prensa en CR es muy sensacionalista y se parcializa fácilmente en muchos temas, pero también es cierto que el desprestigio de la clase política se ha ido forzando por actuaciones "extrañas" en el ejercicio del poder de los funcionarios

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Eso mismo pensaba esto deberías enviarlo a algún medio de información de alcance nacional, hay que difundirlo, ya si no cometer injusticias tan perversas.
Saludos

Conochesanjosedenoche.com dijo...

Buena info, pero xq Stagno, no muestra carácter y se defiende, ojala en cadena de Tv, dejando clara la situación, en vez de renunciar así tan fácil???
Situaciones como lo que paso con Zumbado, xq no se dejan claras delante del pueblo, en vez de simplemente irse, dejando una pésima imagen...

Julia Ardón dijo...

A veces pienso que en los ministerios debería haber funcionarios y asesores más cuidadosos que a la larga son los que deberían estar al tanto de tanto detalle formal y legal y por sus descuidos dañan la reputación de sus jefes.

La gente está muy enojada con muchos malos manejos y abusos de poder y entonces posiblemente en este caso como en muchos otros pasa que "justos pagan por pecadores", sobre todo cuando los pecadores son poderosos y más llamativos.

GSolanoA dijo...

Es una pena conocer que el Sr excanciller presentó su renuncia iirevocable, espero que no sea tan rígido y la Sra. Presidenta logre convencerlo de permanecer en la representación diplomática.

Ron dijo...

Don Roberto,

Concuerdo con la mayoría de sus puntos de vista. Es indudable la excelente labor que realizó don Bruno en el Ministerio de RREE, labor que en definitiva se iría a repetir en las Naciones Unidas.
La duda que tengo (y esto pensando en que tal vez esa habría sido una forma de evitar tanta especulación) es si la historia habría sido distinta si don Bruno se hubiera esperado y dejaba que fuera el nuevo Consejo de Gobierno y el nuevo Canciller quien lo nombrara ante la ONU.

Patricia Esquivel dijo...

Esto deberías de mandarlo a La Nación y a otros medios. No es justo que desacrediten a una persona tan íntegra y que ha trabajado honradamente por su país.

Felipe Oñoro dijo...

No tengo dudas sobre la probidad y capacidad de don Bruno Stagno, pero como dice el refrán "La mujer del Cesar no solo debe ser decente sino parecerlo".

Coincido con el comentario de Julia Ardón; estoy seguro que fué un descuido en las formas y que en este desafortunado incidente "pagan justos por pecadores".

Al final, el propio Bruno Stagno reconoce este descuido y renuncia, antes que dejar en entredicho su buen nombre y eso me parece sano para el aunque prive al pais de sus importantes servicios.

edcain dijo...

Don Roberto se le agradece que trate de justificar la actuación de su antiguo compañero de gobierno sin embargo a mi me siguen quedando ciertas dudas:

1- La carta del nombramiento fue firmada por don Bruno y presentada por su subalterno el Viceministro al Concejo de Gobierno en una clara intención de guardar las formas. En la formación del acto administrativo del nombramiento si hubo participación suya (si nos vamos a poner en leguleyadas) Y eso ,don Roberto, es poco ético y poco elegante en cualquier lugar del mundo. Yo no me nombro a mi mismo en un puesto público cuando tengo la potestad de hacerlo.

2-Todavía estamos a la espera de una explicación razonable de por qué tal premura en nombrarse 3 días antes de que acabara el gobierno de don Óscar Arias. ¿No podía esperar tres pinches días a que lo hiciera el nuevo gobierno? O es que quería dejar obligada a la nueva presidenta y a su ministro, de forma desleal, para que no hubiese duda de que él iba a ser el próximo embajador.

3-Y lo de nombrar al señor Urbina en un reino inexistente indica el carácter turbio de la operación. Aseguremos la chamba aun así sea pasándole por encima a la legalidad, si de por sí formamos parte del gobierno que no se equivoca y que si lo hace es una matráfula de la prensa y de sus enemigos.

No don Roberto, acá no se actuó correctamente. Y no usemos el argumento de que don Bruno es un funcionario de lujo, eso lo comparto plenamente, lo conozco personalmente y no pongo en duda su preparación pero eso es aparte de su actuación incorrecta. ¿Qué será que a los miembros del anterior gobierno les cuesta tanto aceptar que se equivocan? ¿Por qué tanta soberbia? Así fue con lo del Ministro Dobles, con la cena de doña Clara Zomer, con los viajes en avioneta de doña Mauren Ballestero, con las consultorías de Zumbado, con la construcción de un estadio sin un sólo parqueo, con la inauguración de una casa presidencial inexistente. Don Roberto, errar es de humanos y rectificar es de grandes pero no reconocerlo es de necios.

tetrabrik dijo...

esto puedo decir: a cualquier otrta persona en una situación similar pero en un puesto no tan visible, la despiden.

no sé si es cierto lo que dice el administrador de este blog. cómo creerle? es más, por qué creerle? hay una firma. no fue falsificada, es la firma del gran profesional que defienden.

y no fue para un puestico a la sombra.

por qué, en todo caso, no se diefiende quien tiene que defenderse? se siente más allá del bien y del mal. como cuando a la prensa no le daba respuestas?

ciudadanos de primera categoría. ciudadanos de segunda y de tercera. eso es lo que está pasando aquí desde hace tiempo.

Felipe Oñoro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Felipe Oñoro dijo...

Tal vez los políticos prefieran a Maquiavelo, pero yo prefiero a Confucio:

"Si el gobernante se impone por sus cualidades y mantiene el orden en armonía con las buenas costumbres, el pueblo sentirá vergüenza de actuar mal y avanzará por el camino de la virtud."

Ahora que importamos todo de China, Estadio y todo, porque no importamos la filosofía tambien?
-