Twitter

martes, 6 de julio de 2010

Redes sociales, opinión pública, el pulso del país y cursos de acción

La comunidad de las redes sociales es importante sobre todo cualitativamente en el proceso de formación de eso que denominamos "la opinión pública". Pero NO es la opinión pública. Es un grupo más que hay que tomar en cuenta pero no el único ni el más importante. Digo esto porque tengo la impresión de que en los últimos meses se ha venido sobreestimando el rol que tiene en la sociedad, sobre todo porque algunos temas que de pronto prenden la polémica en el mundo 2.0 terminan siendo objeto de decisiones públicas mas o menos en la línea en que se discutieron en la comunidad virtual.

Pero, ojo, esto solo pasa cuando los medios de comunicación masiva recogen el guante. Si las redes sociales tuvieran la influencia que algunos le atribuyen, otros temas habrían tenido una consecuencia. Ejemplos hay varios. No fue suficiente la instancia masiva de gran parte de esta comunidad para que Greivin Moya se refiriera a los cuestionamientos que se le hicieron en el blog El Infierno Tico. Las acusaciones no solo no fueron contestadas, sino que fueron ignoradas sistemáticamente por el resto de los medios, y por lo tanto pasaron desapercibidas. Es de esperarse que pase lo mismo con las dudas que Alejandro Trejos expone en su blog sobre la cantidad seguidores en Twitter de Amelia Rueda. Si ningún medio le da pelota a Alejandro, es muy probable que sus dudas se queden sin aclarar.

Y en esto tenemos que estar claros: los medios seguirán utilizando lo que pasa aquí para potenciar algunos temas -o reforzar su validez como de interés público-, SOLO Y SOLO SI coincide con su interés del momento. No hablo de conspiraciones ni nada por el estilo, simplemente que lo que trascienda dependerá de si el tema en discusión en el cibermundo resulta interesante para los medios, para que alcance status de tema nacional.

Hago estas reflexiones porque creo que algunos podría estar valorando incorrectamente la representatividad de las redes sociales. Es importante lo que aquí se habla, pero no es lo único ni lo más importante. Es cómodo creerlo, pero no por eso menos equivocado. Llevarle el pulso al país requiere mucho más que encender una computadora y entrar en Twitter o Facebook. Y definir cursos de acción obliga a la consideración de elementos adicionales, un esfuerzo sistemático y riguroso de acopio de información, de contacto permanente con diferentes sectores, de propiciar el conocimiento objetivo de los puntos de vista divergentes. De lo contrario las decisiones serán parciales, y tarde o temprano mostrarán sus limitaciones.

8 comentarios:

cristian cambronero dijo...

Excelente comentario.
Es indiscutible que muchas personas, montadas en el frenesí de estos últimos tiempos, han sobredimensioando el impacto real que tienen (o que pueden tener, de momento) los social media (redes sociales, blogs, foros, etc).
Es bien importante mantener una perspectiva clara del alcance real que tienen estas plataformas, para quienes hemos hecho de esto nuestro trabajo, como para quienes son lectores no necesariamente participantes.
Nunca está de más el llamado a mantener activo el cable a tierra.

Julia Ardón dijo...

Totalmente de acuerdo.

No deja de ser importante, pero no es lo más importante lo que se comenta por internet. La vida es otra cosa y es más ancha y la mayoría de las personas ni se da cuenta de lo que hablamos quienes pasamos pagados a esta ventanita.

Este es un espacio más, otro. Nada más. Por ahora

Alejandro C. Trejos C. dijo...

De acuerdo Roberto, la gente tiende a olvidar que la Internet es solo una herramienta, no algo en si mismo.

Hay comunicaciones en los MS (medios Sociales) que solo sustituyen las de cantina o salón de belleza, y que a veces se replican más o menos.

Me hacía gracia uno de estos días gente en twitter diciendo: Las redes ya lo logramos con xxxx, ahora sigue yyyyy. En cuanto a luchas sociales.

Lo que si es cierto es que los MS están revolucionando la forma de comunicarnos y hacer periodismo, y que su peso será cada día más importante.

Roberto Gallardo dijo...

Muchas gracias por sus comentarios. Esta interpretación equivocada del alcance de las redes sociales es anecdótica cuando es personal, pero es gravísima cuando formadores y tomadores de decisión lo creen así...

Eloy Vieira dijo...

un texto muy sobrio y muy bien construido. yo estudio sobre esa interaccion entre las redes sociales y la opinión pública, seguramente aprovecharé su texto para algun artículo o un post en mi blog!

Roberto Gallardo dijo...

Gracias Eloy, por favor siéntase en la libertad de utilizar el texto de la manera que considere conveniente. Saludos

Diego Protti dijo...

Un poco contradictorio el análisis, parece sugerir que la opinión pública solo se puede forjar mediante la definición cerrada de la agenda social por parte de los medios de comunicación establecidos o de mayor alcance o masivos.. Entiendo la idea de que no llegan a una mayor cantidad de personas ( los blogs y demás herramientas tecnológicas)pero no se puede negar la importancia de este medio, en este sentido con casos concretos podemos analizar como en estos momentos más bien los medios de información masivos se están teniendo que adaptar a las nuevas tecnologías ( la nación por ejemplo activo la opción de comentarios), el facebook y el twitter son de uso obligatorio.
Por último no creo que podamos prever que la manera como hemos obtenido y manejado la información en los últimos años se vaya a mantener de esa manera, creo que cada vez más personas recurren a medios de información alternativos ( en mi caso por la decepcion de ver la porqueria de noticiarios que tenemos) al final eso consolida aun mas ( o la hace más diversa) la agenda ciudadana, lo que claramente fortalece el debate y la democracia..
Me parece que no podemos dar una respuesta cerrada a lo que pasara en un futuro inmediato, pero creo que eventos recientes al contrario de lo que usted menciona reafirman el fortalecimiento de los medios alternativos como forma de expresión y expanden el interés publico a lo que sale en la pagina 15 de la nación…

Natalia Rodríguez M dijo...

A mí lo que me parece más significativo es toda la gente que de verdad cree que hacer grupos y perfiles en Facebook es suficiente para lograr movilización social. Las redes sociales son un medio y no un fin, y no podemos olvidar que hay miles de personas "allá afuera" que no están "enredadas" ahora ni lo estarán nunca porque no tienen acceso o simple y sencillamente porque no les interesa estarlo, y que los mensajes no pueden ni deben lanzarse por esa única vía.